¡Jugos sí! ¡Alimentos procesados no!

Cuidado con los alimentos procesados en el desayuno.

Si de alimentos se trata, el desayuno es uno de los más importantes del día, ya que nos permite trabajar durante el día con eficiencia, agilidad mental y salud.

Sin embargo, cada vez son más las mujeres que prefieren recurrir al consumo de alimentos procesados como una vía rápida para preparar el desayuno.

Cómo hacer un desayuno saludable

Mucho cuidado con el consumo de alimentos procesados a la hora de preparar el desayuno, en este blog te daremos algunos consejos para que tengas un desayuno sano.

Evita la leche y los cereales

Ahora que la compra de cereales y leche química se ha vuelto una costumbre en casi todas las ciudades del mundo, es importante conocer los peligros que supone este tipo de ingredientes procesador.

Se trata de un estilo de consumo que atenta contra el sano consumo de alimentos nutritivos, perjudicando en el estado del organismo.

Este tipo de dificultades se presentan con mayor frecuencia cuando el consumo de cereales o bollos es constante.

Nadie dice que no podrías alternar con un poco de cereal en el desayuno, pero es preferible optar por alimentos más contundentes como la avena o el pan integral.

Lo mismo sucede en algunos tipos de leche, que supuestamente reduce calorías pero en realidad representan un daño para la salud del cuerpo.

Zumos o jugos procesados

Y para quienes prefieren comprar zumos comerciales, convendría explicar que este tipo de químicos contiene una dosis desproporcionada de azúcares.

Para el desayuno nada mejor que un jugo de frutas, huevo, avena, o leche fresca.

Recuerda que un alimento tan importante como el desayuno merece de un cuidado especial por el bien de tu cuerpo.

¿Café o té?

Reemplaza el café con un quemador natural de grasa como el té verde porque el café aumenta el nivel de estrés y el estrés conduce a que ganes grasa en tu cuerpo y… el café aumenta tu apetito haciendo que comas más, provocando que acumules grasa

No a los alimentos procesados

Evita los alimentos procesados tanto como sea posible porque el procesamiento de estos alimentos remueve todas las cosas buenas que te ayudan a perder peso y las reemplaza con cosas como el azúcar, jarabe de maíz y aceites hidrogenados, cosas que te hacen aumentar de peso.

Lee las etiquetas de los alimentos y evita cualquier cosa que contenga azúcar como la fuente principal de carbohidratos o que tenga ingredientes como el jarabe de maíz y los aceites hidrogenados.

No te dejes engañar por el término “Multigranos”, esa es solo una palabra elegante para los carbohidratos procesados. Escoge solo productos de “Grano Integral”.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador en nuestra Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar